Comparativo de compostadores

Cada vez son más las personas que se van concienciando de la importancia de reciclar y optan por ir un paso más allá con los compostadores. Con estos accesorios, podrás reutilizar deshechos y materiales para darles un nuevo uso en tu jardín.

Si quieres conocer más usos y detalles sobre este producto, los modelos destacados, sus características y los criterios que debes seguir para elegir bien, te recomendamos que eches un vistazo a este artículo.

Encuentra el mejor para ti

¿Qué es un compostador?

Un compostador no es más que un recipiente en el que se lleva a cabo el compostaje. Es decir, el proceso mediante el cual los residuos domésticos y del jardín se transforman en compuestos orgánicos. Dichos compuestos resultan útiles para utilizar como abono en suelos agrícolas y jardines, por ejemplo.

¿Cuál es el mejor compostador?

En la actualidad, son bastantes las marcas que tienen modelos de compostadores de madera, de plástico o de materiales similares. Por ejemplo, Skaza, Aki, VOUNOT, Keter o Verdemax, entre otras varias.

Para ayudarte en la tarea de elegir un buen modelo, hemos hecho la selección de los tres mejores compostadores del momento. Así, tendrás parte del trabajo hecho o, al menos, te servirá de inspiración para tu elección.

Tacklife
Compostador Skaza

– Capacidad de 16 litros
– De plástico reciclado
– Con accesorios incluidos
– Medidas de 38 x 27 x 32 cm

Makita
Compostador VOUNOT

– Capacidad de 300 litros
– De plástico reciclado
– Con 2 aperturas
– Medidas de 58 x 58 x 80 cm

Bosch
Compostador Verdemax

– Capacidad de 600 litros
– Buen aislamiento
– Resistente a rayos UV
– Medidas de 80 x 80 x 104 cm

¿Qué tipos de compostadores hay y cuál comprar?

Son varios los tipos o modelos de compostador que existen en estos momentos. Para que conozcas bien cuáles son y cuál será la mejor opción para tu caso, te los explicamos a continuación.

El contenedor de compost

compostador de plástico

Este es el modelo más común de compostador casero. Suelen tener forma cúbica o cilíndrica y están hechos de materiales diversos, como la madera o el plástico (este último el más común).

También los puedes encontrar en capacidades distintas, desde mini compostadores hasta modelos de gran capacidad. Este modelo suele ser el más barato del mercado.

El compostador giratorio

compostador giratorio

Los modelos giratorios tienen el contenedor, en forma de tambor o cilindro, montado en una estructura elevada. Esta estructura permite que el compostador se pueda girar, mediante una manivela o un sistema similar.

Gracias a esta rotación, no será necesario hacer el proceso de remover y airear el compost, algo que es indispensable para que el proceso vaya bien. Además, al facilitar esta tarea, el compost suele hacerse con más rapidez. Eso sí, el precio suele ser más elevado que el de los otros modelos.

El vermicompostador

vermicompostador

Por último, este tipo de compostador está formado por varias bandejas, normalmente tres o cuatro. En cada una de ellas se añaden unos residuos o se hacen unos procesos. Este modelo sirve para hacer lombricompostaje o vermicompostaje, que permite obtener vermicompost mediante el uso de lombrices rojas.

En las distintas bandejas de este modelo se colocan o hacen los siguientes procesos. En la de más arriba (4) se van añadiendo los nuevos residuos. Aquí se pondrán las lombrices. En la siguiente (3), está la materia orgánica en descomposición. Luego (2), se encuentra la que tiene el vermicompost maduro que ya se puede utilizar. Por último (1), tenemos la bandeja con un grifo con el que se pueden recoger los restos líquidos, que se pueden usar como fertilizantes también.

Estos modelos suelen estar hechos de madera o de plástico y su gran ventaja es que se obtiene un compost o vermicompost de muy buena calidad. Por otro lado, suelen ser más caros que los anteriores, aunque se pueden encontrar ofertas interesantes.

El modelo de compostador que elijas va a depender de las necesidades que tengas, del espacio y de la implicación que quieras tener en el proceso de compostaje. Considéralo y elige bien en consecuencia.

¿Cómo elegir un compostador?

Ahora que ya conoces los modelos disponibles de esta herramienta de jardinería para hacer compost casero, es importante que sepas cuáles son los criterios importantes que debes tener en cuenta.

El material

Uno de los aspectos principales que debes tener en cuenta es el material del que está hecho el compostador. Por lo general, suelen ser compostadores de madera o de plástico, siendo el último el más común. También los hay de plástico reciclado, que es más sostenible. Fíjate bien en el caso de los vermicompostadores, ya que deben ser opacos para que las lombrices no tengan problemas.

En el caso de los compostadores de madera tienen la ventaja de que es un material con gran capacidad isotérmica, con lo que el compost no sufre tantas variaciones de temperatura. Por otro lado, los compostadores de plástico son más resistentes a los factores meteorológicos y son más baratos.

comprar compostadores

La capacidad

Como habrás podido adivinar, estos contenedores están disponibles en una amplia variedad de tamaños y capacidades, para ajustarse a tus necesidades. Para elegir un tamaño ideal, debes fijarte en varios aspectos: el espacio disponible para colocar el compostador, la cantidad de residuos que generas y la cantidad de compost que quieres o necesitas tener.

Actualmente, puedes comprar un compostador pequeño con una capacidad de alrededor de 20 litros hasta compostadores grandes con capacidades superiores a los 600 litros. Hay tamaños intermedios con capacidades de 300 litros, entre muchas otras opciones. Es cuestión de que evalúes los criterios que te hemos dicho antes y de que decidas en consecuencia cuál es mejor para ti.

Las aperturas

Por otro lado, también es importante que revises el número de aperturas que tiene, dónde están y cómo son. Las aperturas harán que el proceso de compostaje sea eficaz y práctico, sin importar el tipo de compostador que hayas comprado.

Las aperturas son importantes para varios procesos. Por ejemplo, sirven para poder recuperar el compost maduro y para que el contenido tenga una buena ventilación. Además, según el modelo, son útiles para que se pueda voltear y mezclar el contenido cuando sea necesario. En el caso de los vermicompostadores, las aperturas son más pequeñas, ya que se debe evitar que los gusanos o lombrices se escapen, pero tienen que poder respirar bien.

compostador pequeño

Los accesorios o complementos

Por último, es interesante que también le eches un vistazo a los complementos o accesorios que incluya el compostador doméstico que quieras comprar.

Por ejemplo, es una buena opción que tenga aireadores. Estos accesorios son compactos, manuales, tienen forma de espiral y permiten que se pueda airear el compost y mejorar el proceso de compostaje. También son útiles para sacar muestras del compost para ver el estado y cómo va su evolución.


FAQ sobre los compostadores

¿Cómo funciona un compostador?

El compostador aísla la materia orgánica de factores externos como el frío, el sol o la lluvia. De este modo, los restos no se humedecen o resecan.

¿Cuánto tarda en hacerse el compost?

Por regla general, el tiempo necesario es de alrededor de cuatro meses.
Ahora bien, si los restos y residuos que introducimos en el compostador están muy troceados, el proceso será más rápido.

¿Dónde colocar el compostador?

Estos contenedores están pensados para colocar en el jardín o en lugares similares. No te preocupes, porque los compostadores hechos para estar a la intemperie sin que se deterioren.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *